INTENSIDADES ( POEMAS VARIOS)


SILENCE

Silence became the owner of the place,
everybody breaking off their own fears…
Words flown away in the midst of the shady gloomy night.
Tears never dropped are drawn on a line…Somehow the masks fade them away…

Eduardo Sastrías

 

SE NOS ACABO

Se nos acabó el día y la noche
Se nos acabó la cinta del video
Se nos acabo un Domingo en la cama
Y una tarde lluviosa de Agosto
Se nos acabó… ¡se nos acabó el amor!!!

Eduardo Sastrías

VOY A REZAR

Voy a rezar mis poemas
para ver si en la rima
de mis versos encuentro
los sutiles trazos
que asemejen la viva imagen
de tu rostro.
delinear en las palabras
los recuerdos que mejor
te describan a ti.
Y juntar con las letras
un suspiro,un día y un tiempo…
¡Ah!,un tiempo…imperdonable
e intangible verdugo.
Detén por un momento mi agonía
y no partas con tu filo
en dos..
Esta ausencia que brota con mi sangre.
El antes y el ahora.

Voy a rezar con mis poemas
las dulces, dulcísimas caricias,
los besos, las cadencias
de tus formas, de tu cuerpo, las alas
en tus brazos y el infierno en tu vientre,
la miel en tu sexo y la muerte
en mi lecho.
Voy por esta vez
a dejar que el viento
se embriague del olvido
y transporte mi alma
junto a la tuya.

Voy a soñar ,tiempo.
Voy a soñar—
A dejar que el instinto
opaque mis penas,
voy a sentir,
a sentirte fragancia,
sentirte, sentirte.
¡Por Dios!!! Aunque sea
por última vez, sentirte.

Voy a rezar mis poemas
para verterme y convertirme
manantial.
Para brotar mi caudal
hasta inundarme yo de ti.
Para fabricar con mis sombras
la que se parezca más a ti.
Para encontrar la paz y el sosiego, y pensar
que ya no todo sigue igual.
Voy a rezar mis poemas
porque hay días en que
quisiera dejar de quererte
y otros en que me resulta
Imposible dejar de extrañarte..
Amor voy a rezar mis poemas..
Simple y sencillamente porque aún te amo.

Eduardo Sastrías

 

PIENSO EN TI

Cuando pienso en ti,
es tu sonrisa la que llevo
en mi mente,
son tus miradas
las que me estremecen tiernamente;
porque eres tú
como el suave rocío matinal
lo que me transforma en
un loco sentimental.

Es un minuto o un segundo,
no lo sé cuando estamos juntos,
pero es tu paso por este mundo
lo que tanto estuve esperando
porque desde siempre te he querido
y aunque no te hubiese conocido
aún te estaría inventando.

Me gusta pensar en ti
revivirte momento a momento,
recrear mis ideas con tu ser,
sentirte mi complemento;
llorar de felicidad
cuando apareces tú
en medio de la oscuridad.

Me gusta pensarte,
me gusta sentirte
en un a palabra,
ME GUSTA AMARTE…

Eduardo Sastrías.

CÓMPRAME UNCHICLE, PATRONCITO

Cómprame un chicle, patroncito.
Cantaba María
Cargando a sus espaldas
A un tierno mocosito;
Mientras a sus pies
Otra criatura andrajosa
Y moquienta retozaba al
Ras de la muda banqueta.

Llevaba consigo
El peso de su andar
Y la triste fortuna
En la que vino a parar.

A su mirada se había
Clavado el horror
Sin poder entender
Qué se encontraba
Más allá de su propio dolor.

La trajeron las falsas
Promesas que matan
El hambre.
Y queriendo salir
Del olvido
Se vino a meter
A semejante enjambre.

Cómprame un chicle, patroncito.
Me miraba el chamaquito
Como haciéndose cómplice
De un grave delito.

De rojos, morados
Verdes y amarillos
Ondeaban los brillos
En aquella figura
De tiempos pasados.

Inmersa en un mundo asfixiante
Sobrevivía como
Una humilde comerciante.

Rezaba María
Como la madre de Cristo
Cuando una voz extranjerizante
Golpeaba el verde billete
Que ella nunca había visto.

Sueña María
Como tantas mujeres
Que su vida daría
Por volver al lugar
Que nunca debió abandonar.
Y tomando esas calles
Se inunda de gente,
Que la ve indiferente.
Le cierran las puertas
Le matan el alma.

A pasos forzados
Se adueña de un oculto
Rinconcito para dejar
Sus huesos cansados,
Para ponerse a llorar y apenas decir:
“¡¡¡Cómprame un chicle, patroncito!!”….
Eduardo Sastrías

 

Con-o-ser

Pude haberte conocido en otra vida
Pude haberte entonces amado
Y creer que era el hombre más feliz
Pude también haberme dicho que después de ti
sólo Dios colmaría el éxtasis,
mas nunca el tiempo
hubiera sido suficiente para quererte
como te quiero hoy.

Fue el destino quien quiso
Ponerme en tu tiempo y tu espacio
Para así amarte una y otra vez más.

Pude haberme quedado dormido aquel día
Y jamás abrir la puerta de tu corazón
Pude haberme cubierto de tedio
Para no verte tal cual eres
Pude haber en sí hecho, pensado y sentido
Tantas y tantas cosas, pero he preferido
Haberte encontrado.

Puede haberte inventado
Pero me faltarían ahora las ideas
Inerte ante tu tiempo y espacio
Me aferraría a mi sentir
Temiendo que fuera una quimera,
Me perdería en mi propio abismo

Pude haberte amado en otra vida
Pero no habría muerto en esta.

Cada día eres un recuerdo…
El viento te ha borrado
Para formar nuevamente tu silueta
Tras los rayos de cada amanecer
Donde tampoco soy el mismo
Pues a diario renazco contigo..

Eduardo Sastrías

 

Tengo…

Tengo una mesa que pude heredar,
junto a una cama labrada,
que por cierto compré en
una calle empedrada.
Una lámpara oxidada,
y una máquina que se atora
En la “a”.

Hay no sé cuantos libros
de temas tan diversos
leídos, hojeados y
olvidados en cajas de cartón
que alguna vez quise poner
en el librero del rincón.

También tengo una vieja maleta
que perteneció a mi padre.
Sólida y fuerte como él…
Guardo cosas vanas, cosas raras.
Esas llaves que no tienen más que abrir
y unas cuantas monedas
que ya perdieron su valor.
Un tiempo con olor a tiempo
que abruma los recuerdos.

Ah, una tarjeta de felicitación,
junto a un autógrafo
de Lucha Villa
y el instructivo del televisor
en blanco y negro que todavía se ve.
Un reloj sin manecilla,
una carta nunca enviada
y un anillo aprisionado detrás
de una fotografía velada….

En fin, tengo una historia que contar,
a veces triste, a veces sola,
otras dulce y acompañada.
Un amor que recordar y
un muerto a quien llorar.
Todo esto y más aún tengo
En este intento de narrar..

Una lluvia en el verano
y el primer disco de “Mecano”
una ventana siempre abierta
donde se filtra el aire colado,
y el silencio que acompaña
al inicio de una siesta.

Tengo un lugar donde guardar
mis ilusiones, un lugar
donde esperar…
A ese destino que ha de llegar.
Tengo las fuerzas para mover
las aguas antiguas atrapadas
en hojas de otoño.
Tengo la fe y la esperanza,
tengo…

Qué,¿Qué es lo que tengo?…
Me tengo a mí..

Eduardo Sastrías

 

REALITY

Reality is skipping from one to the other
trying to stay in one place but..
When I run to it.It has just flown
to another shelter,reality belongs
to nobody but to its own….

Eduardo Sastrías

SÍNDROME DE MUERTE
(En memoria a las víctimas del VIH)

Pensar que ambos
jugábamos en mismo
jardín de rosas,
sin siquiera imaginar
que la espina de alguna
de ellasnuestra vida pudiera cambiar

El mundo parecía
un pequeño trozo
atrapado en nuestras manos
en el que reíamos y gozábamos
sin pensar en un final;
sin advertir que entre tantos y tantas
hubiera una fruta
cuyo veneno fuera letal.

Hoy te veo en un
cuarto de hospital.
Eres mitad hombre,
mitad nada.
Poco a poco
se ha extinguido
la flama de tu llamarada.
El dolor y la desesperación
son tu nocturna bendición

“¿Dónde están todos?”
preguntas al vacío,
y en tu negra soledad
te responde tan sólo el silencio.

Dónde están todos,
que la espalda te han dado.
Dónde está la vida que
de ti se ha burlado.

Sin embargo hoy
a pesar de todo y de todos
te necesito tanto
como tú a mí.
Porque eres el héroe del mañana
y el ángel del ayer.

Porque te aferras por no desfallecer
y aunque tu sangre se pudre
hay un grito de vida
en cada lágrima derramada.

Por ser tan diferentes
tenemos que llevar un estigma
por ser tan diferentes
tenemos que sufrir más en la vida
y por ser tan diferentes
tenemos que cargar
una cruz al calvario
que no será mas que el escenario
del morbo y el desprecio.
Por qué por ser tan diferentes
encontramos un final
de un modo tan especial.

Vivirás querido amigo,
vivirás para siempre
aunque ya no estés conmigo.
Donde quiera que me encuentre
estarás a mi lado
para recordar momentos del pasado,
y entonces nada ni nadie
romperá nuestro lazo sagrado.

Eduardo Sastrías

¿DÓNDE ESTARÁS HOY?

Dónde estarás hoy
que te busco en la distancia
y añoro tu existencia.
Dónde estarás hoy
que con la fuerza del viento
he corrido y buscado
entre tantas y tantos tu faz
hasta perder el aliento.

Sólo tu nombre conozco
y en mi negra soledad
amor te quiero llamar.

Los demás no me entienden
y sólo buscan en mí
lo que ellos pretenden,
mas tanto vacío
me causa hastío.
Cierro mis ojos
cansado de ver
y abro mi mente
a los sueños de ayer.

Y esto que siento
es verdadero
no es algo que invento
se que de alguna forma existes
al menos en mi firmamento.

Eres tan pequeño
y tan grande,
tan pesado y ligero
que no sé cuándo
ni dónde
me tomarás prisionero.

La hora y el día
los marcará el destino.
Llegarás cansado de buscarme
y yo con el corazón
repleto de quererte
para decirnos sencillamente:
Amor aquí estoy yo.

Eduardo Sastrías

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s