AYUNO POR LOS FIELES DIFUNTOS


Han comenzado la serie de conmemoraciones por los fieles difuntos, según el día es el caso del muertito; uno para los niños, otro para los accidentados, y otro para los muertos en general. A ellos veneramos y parece ser el único día en que dirigimos nuestra atención y memoria a aquellos seres que alguna vez estuvieron entre nosotros.
Flores de Zempazuchitl (creo se escribe así) vendidas al doble y compradas por los intermediarios a un precio menor al del año pasado, calaveritas de azúcar, papel picado de diferentes colores, pan de muerto o la conocida empanada, dulces típicos de la región, y no faltará por ahí alguna golosina gringa como “milqui güey” , frutas en almibar y cristalizadas, cigarrillos que van desde “Alitas” hasta “Marlboro” , no sin dejar atrás al caballero de “Raleigh”. Cementerios atestados de gente en peregrinación y dándose a la tarea por única vez en el año de arreglar aquellas tumbas olvidadas y dejadas de la mano de Dios. Vendedores ambulantes que ofrecen desde ramitos de flor de Cempazuchitl (ahora lo escribí de esta forma a ver cómo se ve) hasta máscaras de “Jalogüín”, el ambiente se torna estático al caer la pronta noche ahora con el nuevo horario, un silencio envuelve las calles y las casas, los muertos han salido al festín y los que estamos aquí mostramos nuestro miedo vestidos de respeto y de risa. Desafiando a la muerte que nos ha quitado a nuestros seres queridos nos volcamos en el morbo de los secretos que guarda la vida del más allá. Sin faltar algún “medium” que ofrecerá sus servicios para conectarnos con ese tan misterioso ” más allá” o con aquél ser que nos dejó en la pobreza al morir, o que se llevó alguno que otro secretito que quisiéramos conocer..La magia se ha vestido de luto para convertir en placer nuestro dolor , y a falta de plañideras, imitamos al llanto.
Figuras cadavéricas pululan el ambiente dando rienda suelta a la mofa de nuestra inicua ignorancia.
Imágenes cuasi holográficas de aquellos que ya partieron y que aún dan vida al pretexto de nuestros pesares.Miradas al cielo como queriendo encontrar lo que quizá está dentro de uno, ilusiones vertidas en una botella de alcohol a “la salud” del muertito e incubando el calor para poder pasar la noche a la intemperie.. Llantos y risas, quejidos y cantos chocan en el aire para formar el denso ambiente mortuorio que ha quedado atado al más vil consumismo..
La muerte nos sigue los pasos y no queremos ni verla, el viaje a Acapulco, la fiesta de “Jalogüín”,los reventones pretextados nos calmarán esa angustia con la que nacimos sabiéndonos más muertos cada día que vivimos; las obligaciones y responsabilidades harán una buena mancuerna para jugar a salirnos del juego…Y marcamos el presente con un evento de referencia para no olvidar, pues olvidar es ya morir..Así quedó marcado el día de hoy con la marca que han dejado Lola y MaryPepa mientras yo meditaba en la muerte bajo el chorro de la regadera,y queriendo enfrentar al fantasma aniquilador, se rompió el tétrico encantamiento al percibir el profundo y desquiciante olor a mierda fétida proveniente de dos buenos trozos de caca con lo que habían firmado en el piso su homenaje Freudiano las dos ilusas caninas..
El tiempo que aún nos limita desde este lado de nuestra existencia parecía apresurarse por sonar la hora para iniciar las obligaciones laborales, mas trapeador, polvos y detergentes en mano sustituyeron a la carta y el oficio y el café mañanero..Con el corazón agitado y sin más entorno que la meta del camino llegué a la oficina que me apartaría de tan escatológico suceso..
La tarde cayó suavemente manchando de rojo el ocaso y como queriendo advertir de tan dantesca escena, pues al llegar no sólo me he encontrado la caca y la mierda, sino las vomitadas y las meadas, que no me dicen sino que aún siguen vivas las mustias cuadrúpedas… Ellas así lo afirmaron que muertas no están y aún motivo no tienen para conmemorar una pérdida… Semejante manifestación a mi desatino llenó la conmoción y al grito de “hijas de su reverenda” cual cartujas en su celda han quedado… Hoy MaryPepa y Lola ayunan por los muertos y mi sacrificio hecho a base del constante uso del trapeador y desinfectantes que sirva como una pequeña oración por aquellos que al fin y al cabo ya no tienen que limpiar ni limpiarse la mierda…. Amén
Eduardo Sastrías
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Perros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s