CUANDO UN AMIGO SE VA

Cuando nos deja un amigo, una estrella en el firmamento se apaga; los sonidos parecen no tener más eco y los días carecen de calor. Cuando un amigo se va buscamos su sonrisa dentro de nosotros para poder seguir adelante y atrapamos su memoria para que nuestro corazón vuelva a latir.
Cuando un amigo se va comprendemos que él es uno de ángeles que Dios nos mandó para sobrellevar la vida.
Hay veces que Dios lo llama de regreso y solos nos quedamos con el tesoro que nos dejó…
Cuando un amigo se va, algo de nosotros se marcha con él.

Con tu muerte se han acabado los rumores, los rechazos y la discriminación que caían sobre ti. Atrás quedaron los medicamentos, no más tratamientos, protocolos, análisis, efectos secundarios ni infecciones oportunistas.
Se terminaron las citas médicas y los análisis de laboratorio. Se acabaron las falsas esperanzas y se apagó la constante sombra que oprime la vida. Se acabaron los desencantos y las metas no cumplidas. Desaparecieron las lágrimas y las frustraciones. Finalizaron los días precarios y de escasez, todo eso que se quedó aquí…
Con tu muerte ha terminado todo menos nuestra amistad.

En memoria de Carlos
13/11/06

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s