Taco y Circo al Pueblo


 

Si bien antes rezaba la frase “Pan y Circo”, que significaba el adormecimiento de las masas romanas, ahora en pleno siglo XXI en este país de “Un día Jamás” se ha instituido el día del Taco, para celebrar el alimento mundialmente conocido como el “fast food “ mexicano.
No señores, fue imposible celebrar la alta cocina mexicana, porque los chiles en nogada, o la crema de Huitlacoche, o la de Flor de Calabaza no alcanzaría para todo el pueblo enardecido y de mente adormilada en el circo Azteca, en fin, el presupuesto de los suculentos platillos mexicanos no cabría tampoco en la cartera de los promotores de la anestesia social.
En esta carestía de todo, incluso de verdaderos héroes modernos, ídolos y líderes inspiradores, se ha optado por hacer del Taco el héroe por un día.
Se han olvidado los verdaderos héroes que ayudan a forjar y sostener a esta nación cuarteada y dividida. Esos héroes silenciosos que se levantan antes de las cinco de la mañana y silenciosamente toman dos o más autobuses para llegar a su centro de trabajo y hacer lo que les corresponde…Trabajar ahora sí por un taco. Esos héroes que son fieles a sus ideas y que creen que un día habrá un México mejor para ellos… “Los héroes desconocidos”.
Los próceres del frío metal, estoicos y sordos ante la “Banda” han dejado de tener validez. Han sido sustituidos por mártires del narco y del gemido arrítmico y carente de toda melodía.
Me pregunto por qué celebrar el “Taco”, cuál es la representatividad del mismo, si hace escasos un par de meses no había ni masa para hacer tortillas y la que había resultaba fuera del alcance de las familias que viven con lo básico.
No sería mejor celebrar entonces el día del “Camote” para representar entonces sí una realidad más “ad hoc” a este país.
En fin la masa, no la de la tortilla, sino la de gente, será a-TACA-da por sendas viandas y por un eterno e infernal desfile de dizque música llamada de Banda que les acabará de robar lo que les quede de materia gris y lo que subsiste del cofre que contenía una sandunga, un sarape, sombrero de charro, y una marimba.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica Política, Crítica Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s