VAGABUNDO



Al ir por la calle muchos te ven como otro más que viste la escenografía urbana. Harapiento, mugroso, dando asilo a un sin fin de pulgas, desafías autos, fríos, hambres , violencia y desamparo; al detener mi coche frente a ti me reconoces y me cuentas tus peripecias, tienes la mirada triste y cansada sin embargo me haces tuyo tan sólo porque te sonreí o te di una caricia. Enfermo has aprendido a curarte lamiendo las heridas que van dejando las cicatrices con las que se pueden contar los años de tu vida. Sin pedir nada a cambio aún te atreves a mover la cola ante tanta mezquindad y sigues siendo fiel y sigues esperando que cambiemos y te respetemos, y sigues y sigues con tus cuatro patas dejando cuatro huellas que son más que las dos que yo puedo marcar.

Eduardo Sastrías
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Perros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s