ERASE UN DÍA DE LA MUJER


Mujer si puedes tú con Dios hablar, dice la letra de una popular canción, será que la mujer tiene esa cualidad de poder hablar el lenguaje de Dios, o será que Dios la escogió para hablar con ella.
Para John Gray los hombres son de Marte y las Mujeres de Venus, dando a entender que cada uno vive en un planeta diferente y sus percepciones de sí mismos son también opuestas, o sólo serán las actitudes, me pregunto yo.
Pero ya sea de Venus, Plutón o de la Galaxia más recóndita, la mujer es por sí un ser lleno de ambivalencias y misterios que sólo le pertenecen a ella y tratarlos de resolver resulta ser una tarea más que infructuosa, ajena a uno.
La mujer es así y no entiendo ese afán de conocer su esencia como si con ello se quisiera cambiarla a nuestra imagen y semejanza, ¡oh! craso delito humano.
Isaac Asimov dijo con preocupación en el siglo pasado que lo más triste de la vida actual era que la ciencia gana en conocimiento más rápidamente que la sociedad en sabiduría. Haciendo una analogía un tanto atrevida, qué tal si dijéramos que la ciencia representa en este contexto al hombre y la sociedad a la mujer y así retomando el pensamiento de Asimov podríamos decir que lo más triste es que el hombre gana más rápidamente en conocimiento mientras que la mujer permanece en sabiduría. Y qué hay detrás de una sociedad sino una mujer quien es la que educa y conduce. Cuando por otro lado una sociedad como la nuestra se va a pique habrá que preguntarnos qué estamos haciendo con la mujer. Por nombrar algunos ejemplos, mencionemos a “las mujeres de Juárez”, mencionemos a la imposición de leyes penales y religiosas que se han erigido para que ella no pueda decidir sobre su cuerpo, mencionemos los embarazos no deseados de niñas que engendran niñas, mencionemos las frases tales como “atiende a tu hermano”, mencionemos la vanidad que la etiqueta como objeto en una portada hueca de revista, en un concurso de belleza o en un símbolo sexual, mencionemos los usos y costumbres de ciertas comunidades donde la mujer hoy en día se cambia por una vaca o se vende y se paga como deuda de apuesta, mencionemos a la mujer que se ha emancipado pero que en casa sigue siendo la sirvienta de sus hijos y su periférico marido, o bien la mujer que se ha prostituido dentro de un matrimonio para tener una camioneta y una residencia, en fin, mujer en esta trillada celebración de un solo día que te hacen como para resarcir el daño del olvido, te envío mis felicitaciones.

Eduardo Sastrías

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Madre/maternidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s