INCERTIDUMBRE


 ¿Quién soy?, no lo sé más.
No me reconozco frente al espejo.
Me he vendido por treinta monedas de plata
y el fantasma del calvario acecha.


Acaso la densa neblina ha borrado el horizonte,
o ha sido su línea la que me ha ahorcado
en este juego catártico entre el pasado y el presente


Mil preguntas cual serpentinas salen al aire
en busca de una respuesta.
El tiempo ha rayado la frágil cara pulida
de una moneda de cambio llamada juventud.


El ocaso envía sus emisarios
vestidos de ángeles caídos
para arrancarme las alas también.


¿Quién soy yo?, no lo sé más.
No me reconozco frente al espejo.
Me he vendido por treinta monedas de plata
y el fantasma del calvario acecha.


Eduardo Sastrías

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s