Archivo mensual: enero 2012

ELEMENTOS DEL ARTE


El arte está catalogado como una de las formas de conocimiento mediante la que se accede a través de la estética; no es sólo la simple expresión de un sentimiento, sino es la luz del alma que cobra vida en el mundo material a través de eso que llamamos expresión artística (música, plástica, danza, literatura, arquitectura, etc.). Dentro del quehacer artístico hay varios elementos; uno es el creador, quien es la parte que acciona el proceso llamado arte. El creador es a la vez herramienta y agente que ejecuta; otro elemento es la obra misma, nacida de la inspiración y a la luz del alma que se vale de instrumentos que son la materia que da vida a la obra (instrumentos musicales, pinceles, martillos, pluma, papel, etc., etc.) .
Entre el creador y la obra hay sólo una relación de colaboración con la finalidad de que se conjunten los elementos estéticos que dan lugar al arte per se. El arte no es una proyección del artista, no es un reflejo total de él, sino al contrario es el arte quien utiliza al artista.
Por ejemplo en el teatro un actor no es su personaje, es el personaje quien se vale del actor para tener vida, en la escritura, el tema, el personaje, el poema etc. no son el escritor sino ellos se valen del escritor. La virtud del artista reside en plasmar un “otro” usándose él mismo como ese instrumento creativo.
Los juicios de moral (este autor debe estar loco, enamorado, angustiado, etc.) en una obra son “inmorales” y de poca valía, lo que se ve y critica en el arte es el objeto mismo no a su creador.
Cuando escribimos de nosotros mismos y sobre nuestras propias experiencias y vivencias no hacemos arte, sólo hacemos un anecdotario de nuestros eventos, que como tal ha de ser catalogado. El arte residiría en escribir sobre ese “otro” que quizá es completamente opuesto a mí, es viajar por otros mundos, circunstancias y personalidades más allá de mi ego. El arte rompe en mil pedazos el ego. Nuestras propias experiencias cobrarán riqueza sólo en tanto puedan ser usadas como elementos, que ya “lavados” del ego pasen a ser parte del proceso creativo.
Es así que el verdadero artista, antes que nada, es un ser cuya humildad se rinde ante el proceso creativo.
He dicho…

Eduardo Sastrías
Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Arte

DELIRIO

Te esperé como todos los días,

como todos los años
con todos sus meses.
Me perdí en el laberinto del  “ya llegarás”…
Nunca tocaste la puerta que dejé entreabierta.
Te inventé en mis sueños
y me alimenté del hambre de una quimera
que se ha pegado a mí como una sombra enferma.
No pude sino en mi loca mente inventarte
para atreverme a  desearte.

Te esperé hoy en el minuto
que marca la hora del día de la semana
del mes y del año que no apareciste.
Borré el tiempo con la sal de una lágrima
que escondí en la olas del mar.
Dejé de escuchar mis lamentos y los huecos
sonidos de bocas ajenas.
No existes más, nunca has sido,
ni serás la tonta aventura mental
que ha querido tomar el timón
 de mi vida  sentimental.

Te esperé  y después de tanto tiempo
no me queda  sino inhumarte 
en aquel sepulcro inerte
que te he preparado.

Eduardo Sastrías  

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía