AMOUR


Una película dirigida por Michael Haneke que sin duda nos lleva a una realidad interna del “amor”, no tanto como una simple expresión sino como ese contacto íntimo con uno mismo, con lo que hacemos, con las artes, con nuestra pareja, etc. Más allá del contacto físico aquella unión espiritual entre el objeto motivo de nuestro amor y nosotros. Habla de una sublimación.
Esta película quiere tocar con una nota de Schubert ambos planos, el físico y  decadente por un lado y por el otro  la ventana espiritual. Cuando el cuerpo se rinde, el alma reclama salir y retomar su lugar.
Haneke pone en la mesa la idea del supuesto “sacrificio” que deja de tener significado para convertirse en comprensión, empatía… amor.
Quienes hemos perdido alguno de nuestros sentidos o quienes han sufrido algún accidente que los deje en una cama entenderán con mayor claridad  la fina frontera entre la dignidad y lástima.
Me viene a la mente otra película francesa intitulada  “Amigos” con una perspectiva más allá de la taciturna y pequeña pieza de Schubert, el cuarto Impromptus D 899 (https://www.youtube.com/watch?v=QDVJkxGz_Tc) que centra el tema de la película “Amour”  y que contrasta con un enfoque lleno de estímulos como representa la  misma canción “September” de Earth Wind & Fire,  donde las circunstancias económicas del “discapacitado” eran boyantes lo cual permite que el paciente tenga toda clase de comodidades y atenciones, como es  el pagar enfermeros, equipo especial, cuidadores, etc. etc.
Pero cuando no se tienen tantos recursos, cuando no se tiene a nadie o a quien se tiene está en condiciones físicas y económicas poco favorables, cuando la misma seguridad social no da para más, la dignidad humana se ve  aún más estrellada en su triste realidad.
Ya no es cuestión de actitud, ésta flaquea ante el continuo bombardeo de sorpresas, de olores, de cansancio, de obstinación, etcétera y etcétera. Ni con la mejor de las actitudes, cuando la realidad aplasta la dignidad, poco se puede hacer.
Sólo el amor puede sobrellevar tal situación, un amor verdadero no un amor obligado, un amor desprendido no un amor cobarde.
Trágica sin duda, la visión egocéntrica de la hija ante la madre enferma, una luchando contra su propio cuerpo, la otra luchando contra una circunstancia económica, ambas sumidas en  su “abismo”.
Una lejana y pulcra historia de dos ancianos que ven sus últimos días bajo el desprecio a un mundo que hace tiempo los abandonó
“Amour” plantea el controversial y polémico tema de la eutanasia, terminar de un tajo con un cuerpo, que poco o nada, ve el para qué seguir vivo. Terminarlo como un acto de amor y  dignidad. Acabar con el sufrimiento, con la desesperación que pretenden per se eclipsar toda una historia de vida. Sin embargo Michael Haneke le da un cariz casi mítico, convirtiendo a la musa en obra de arte; la muerte como inicio de la inmortalidad.
 
Eduardo Sastrías 
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Cine, PELÍCULAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s