FLOR DE INVIERNO (Regina Frosty Blossom)


Erase que se era un jardín seco y triste, al que el  inclemente invierno  había dejado desolado.
Todos los días  lloraba y lloraba la desventura en la que vino a caer. Entre lágrimas de rocío apenas y al cielo podía mirar en espera de la primavera. 
Sin saberlo, el llanto alimentó la tierra del jardín y el hielo derritió.
Algo sucedió de repente  que hizo que la tierra  se llenara de gozo y de calor; adelantándose a la añorada primavera,  surgió una florecita, que a pesar de ser muy pequeña, de la tierra salió con el ímpetu de en un árbol convertirse.
Al paso de los días la flor fue creciendo en tamaño  y belleza,  así que el jardín no tuvo que esperar a la primavera para convertirse en uno más de tantos, pues  en su pequeño mundo albergaba un cálido corazón  en el que reinaba el amor de una flor.

Eduardo Sastrías 
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuento, Madre/maternidad, Microrrelatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s