¿CÓMO ENFRENTAR UNA QUIEBRA?


En días pasados el pueblo de México fue informado de una noticia que desafortunadamente era de esperarse, sobretodo dadas las condiciones financieras y políticas que orillaron a la empresa Mexicana de Aviación a su quiebra.
Recordemos que en el mismo mes de abril pero de 1988 se dio la sorpresiva e intempestiva quiebra de Aeronaves de México S. A. 
En ambas empresas y ambas quiebras el resultado es miles de familias sin un sustento y arrojadas a las larguísimas filas del desempleo . Muchos de los trabajadores ya con más de veinte años de servicio difícilmente podrán incorporarse al sector laboral donde los requisitos de edad y experiencia cada vez son más estrechos.
Ante este desafortunado panorama los trabajadores de ambas líneas aéreas, en su momento, han enfrentado una crisis que en algunos casos allá por el 1988 los llevó al suicidio, otros quedaron en una indefensión psicológica volviéndolos sumamente vulnerables a todo tipo de “salidas fáciles” que van desde el alcohol, las drogas, la prostitución encubierta y la nulidad.
Dentro de las crisis más fuertes a las que se puede enfrentar el ser humano son :
1.- La pérdida de un ser querido
2.- La pérdida del ser amado
3.- La pérdida de un miembro del cuerpo
4.- La pérdida del empleo
En este caso hablaremos de la pérdida del empleo y su consabida crisis.  Si bien al paso por nuestra vida experimentamos una serie de pérdidas, poco a poco nos vamos resolviendo, superando o sublimando hasta dejarlas en el olvido y otras quedan como una cicatriz indeleble, como es el caso de perder el empleo, en especial si era uno que nos era muy grato y que nos daba “seguridad”
La “seguridad” es un concepto muy amplio y discutido actualmente, ésta se define como la “ausencia de peligro o riesgo”, tomando entonces dicha definición al pie de la letra es entonces imposible “tener” seguridad en este mundo y en nuestra vida ya que desde que nacemos estamos rodeados de peligros y riesgos. Y son precisamente éstos los que nos hacen crecer, aprender y definirnos, pues no hay nada mejor que nos defina como la manera en que nos levantamos.
Ahora bien, es indispensable estar claros que nosotros NO somos nuestro empleo , sino que somos la suma de todas nuestras partes, pérdidas, circunstancias, errores, ganancias, aciertos, alegrías, penas, logros por nombrar tan sólo algunos.
Me voy a permitir dar algunas líneas adquiridas de mi experiencia como extrabajador de Aeronaves de México y como psicólogo que pretenden dar un poco de luz ante la crisis que embarga a los compañeros de la ahora extinta Mexicana de Aviación así como a cualquier persona que haya perdido su empleo.
1.-  El Aquí y el Ahora.-  Ante cualquier crisis surgen una serie de miedos  y voces ocultas que nos llenan de pánico sobre un futuro incierto y en la mayor de las veces trágico y devastador.  Es así que en el tiempo presente estamos viviendo una fantasía futura que no ha llegado y que es muy
probable que nunca llegue a menos que nosotros mismos la propiciemos. Por lo que es muy importante centrarse en el “aquí y el ahora”  para tener la suficiente claridad de las cosas presentes y poder dar el siguiente paso de manera real y firme.
2.- No esperar que las cosas sucedan.- En nuestra mente hay un pensamiento mágico que nos dice que las cosas por sí solas se arreglarán en favor de nosotros y que “otras” instancias, personas, entidades, organizaciones, etc. nos vendrán a resolver el problema. El problema es nuestro y las cosas sucederán en la medida en que pongamos manos a la obra para resolverlo. 
3.- Tener la mente ocupada en cosas constructivas y positivas.- La autoestima juega un papel preponderante ante nuestra calidad de pensamientos, ya que al tener una autoestima baja vendrán aquellas ideas perniciosas que nos dicen “ tú no puedes”, “ no vale la pena”, “ no sirves para nada”, “ ni hagas el intento” , etc. etc.  Tener  nuestra mente en proyectos constructivos y basados en realidades, estructurados, analizados y con una actitud positiva nos dará un nuevo empuje  para lograr nuevas metas. Recuerda que lo que te define es la manera en que te levantes no la queja ni el llanto.
4.- Redefinirse.-  Levantarnos requiere una serie de procesos en los cuales es imprescindible tener un contacto íntimo y profundo con nosotros mismos de tal manera que tengamos claras cuáles son nuestras fortalezas y cuáles nuestras áreas de oportunidad para a partir de este conocimiento estructurar ese nuevo “yo” que está en dinámica constante.
5.- Emplearse.- Ir y repartir CV’s como quien reparte “flyers”  es una labor desgastante lleno de expectativas irreales del  “a lo mejor me llaman” ;  para solicitar trabajo en alguna empresa, organización  o institución es primordial conocer a dicha organización, es exactamente igual que cuando queremos cortejar a alguien, tenemos y queremos conocer todo de dicha persona,  igual tenemos que conocer la empresa, organización o institución para saber cuál es su objeto social, empresarial o gubernamental, qué puedo yo ofrecer, llegar a solicitar trabajo  de” lo que haya” es dar un mal paso, el puesto “de lo que haya” no existe y denota una dependencia estéril que la empresa no quiere. Emplearse significa negociar qué me das y qué te doy, qué cualidades tengo que se ajustan a determinado puesto  y sobre eso se determinan los candidatos elegibles para algún puesto vacante.
Otra forma es autoemplearse; de acuerdo a la definición que hemos obtenido de nosotros mismos, esto es, la manera en que hemos salido adelante de otros baches o pérdidas en nuestras vidas, del análisis que tenemos de nuestras fortalezas y áreas de oportunidad podemos iniciar nuestra propia fuente de trabajo ya sea de manera individual o formando una sociedad con otros amigos que se encuentren en nuestra misma situación.  A mayor  número de pasos  que demos en emplearnos  (o autoemplearnos) mayor confianza en nosotros mismos tendremos.
6.- Capacitarse.- Derivado de nuestras  áreas de oportunidad tenemos un magnífico desafío en capacitarnos en dichas áreas que no hemos podido manejar con facilidad y de manera óptima  por lo general por falta de conocimientos, herramientas técnicas y experiencia que brinda de manera muy puntual una capacitación especializada.
7.- Cuidar los ahorros.- El dinero detenido es dinero estéril, pero tampoco se trata de tirarlo en cosas que no traerán ningún provecho y que quizá sólo sean placebos para no enfrentar nuestra realidad. Aquellos tiempos de bonanza, viajes y lujos han quedado atrás, se avecinan tiempos de mesura, de organización y de hacer más con menos.  Las cosas no dan la felicidad, los retos, las situaciones, la creatividad y los verdaderos amigos  así como la familia (cuando es unida y comprensiva) dan los mejores momentos, bien decía Borges que la felicidad es sólo una serie de momentos que en el paso de la vida nos dan la idea de felicidad.  
8.- Escuchar al Yo Interior.- Parte de la confianza radica en esa voz interior que nos habla para perdonarnos, para estimularnos, para decirnos que somos importantes con nosotros mismos. El querer quedar bien con todos ha sido quizá una actitud que nos ha dejado más que soledad y  olvido. Esa voz interior nunca nos va a señalar con el dedo, ni nos dirá que no servimos para nada, esa voz interior es un remanso de paz, esperanza y fe en nosotros mismos. Es  muy recomendable  ayudarnos con la práctica de la meditación , del  Yoga, o de cualquier otra vía del espíritu    (no confundir espiritual con religioso)  que nos acerque a ese yo interior  y no caer como sucede en las religiones en el pensamiento mágico que nos remite a no vivir en el aquí y el ahora, a entrar en el círculo vicioso de que una mano mágica nos arreglará la vida , etc. etc.
9.- Hacer ejercicio.- Tener una rutina de ejercicio, en especial aeróbico (trotar, andar en bicicleta, etc)  al aire libre oxigenará el cuerpo y el cerebro brindándonos nueva energía y propiciando la producción de endorfinas que son neuroconductores que nos previenen de estados depresivos. Al estar bien oxigenado el cerebro podremos ser más creativos, positivos, asertivos así como conjuntar con mayor facilidad ideas que produzcan nuevos conceptos, nuevos pensamientos y nuevas acciones.
Psic. Eduardo Sastrías  

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo dignidad, PSICOLOGÍA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s